Propiedades y beneficios de la Astaxantina

 

Astaxantina es un carotenoide, perteneciente a la serie fitoquímica de los terpenos. Se clasifica como una xantófila, etimológicamente significa “hoja amarilla” y el prefijo “asta” (griego: Αστακός cangrejo).

 

La astaxantina es el carotenoide antioxidante más potente cuando se trata de captación de radicales libres: es 65 veces más potente que la vitamina C, 54 veces más potente que el beta-caroteno y 14 veces más potente que la vitamina E.

 

Esta xantófila se extrajo originalmente del cangrejo de río Astacus. Como muchos carotenoides, es un pigmento liposoluble coloreado, se puede encontrar en microalgas (Haematococcus pluvialis), levaduras (Xanthophyllomyces dendrorhous), salmón, trucha, crustáceos (Pandanus borealis, krill) y plumas de algunas aves.

 

La astaxantina, a diferencia de algunos carotenoides, no se convierte a Vitamina A (retinol) en el cuerpo humano. Demasiada Vitamina A es tóxica para los humanos, pero la astaxantina no.

La astaxantina es lo que le da color rojo al salmón, a los langostinos o a los flamencos. Es producido por diversos tipos de micro algas que son la base de la alimentación del zooplancton y el krill, a su vez el alimento preferido de aquellos que almacenan el pigmento en la piel y en el tejido graso, siendo ésta la razón de su color rojizo.

 

La astaxantina no sufre decoloramiento por lo que la coloración rojiza de los peces y crustáceos que la ingieren se conserva incluso al cocinarlos como es el caso de las gambas o los langostinos. Al ser un pigmento liposoluble se incorpora en las membranas celulares.

 

En los salmones criados en estanques si no se les complementara con la astaxantina su carne no tendría el característico color rojizo asalmonado que de manera natural tiene el salmón salvaje que se alimenta de langostinos u otra fuente natural de astaxantina.

 

La astaxantina aunque es un componente alimenticio natural, también se puede utilizar como un suplemento alimenticio ya que es prácticamente imposible obtener la cantidad diaria recomendada de astaxantina en la dieta.

 

 

Beneficios de consumir astaxantina

Aumenta la función inmunológica

Aumenta la salud cardiovascular

Reducción de triglicéridos

Mejora la resistencia y recuperación en la actividad física

Potente anti-inflamatorio natural

Favorece la recuperación en la artritis y el asma

Contrarresta efectos dañinos de la luz solar

Protege los ojos de cataratas, degeneración macular y ceguera

Ayuda a estabilizar el azúcar en la sangre

Mejora la fertilidad del esperma

Protege al cerebro contra la demencia y el Alzheimer

Mejora la recuperación de la medula espinal y otras lesiones del sistema nervioso central

 

 

 

Posibles contraindicaciones asociadas al consumo de astaxantina

 

Aunque la investigación sugiere que los efectos secundarios de la astaxantina son bajos, siempre existe la posibilidad de contraindicaciones en determinadas personas, o si se consume en cantidades elevadas. Debes ser especialmente cauteloso al tomar el suplemento si tienes alguna de las siguientes condiciones: asma, complicaciones de tiroides, osteoporosis, hipertensión o sensibilidad hormonal.

 

Uno de los efectos adversos tras el consumo de astaxantina son las reacciones alérgicas en personas que tienen hipersensibilidad a otros carotenoides.

 

Tomando altas dosis de astaxantina puede dar lugar a alteraciones de la pigmentación de la piel, dándola un color amarillento, efecto que debe desaparecer después de cesar el consumo de este suplemento.

 

Como cualquier otro suplemento dietético puede provocar efectos secundarios no deseados mezclado con otros suplementos o medicamentos adicionales. Algunos antihistamínicos, medicamentos para el asma y medicamentos en tratamientos hormonales podrían no reaccionar bien con la astaxantina. Por esa razón, es fundamental consultar a un profesional de la salud certificado antes de añadir astaxantina a tu plan dietético. El uso de otros antioxidantes carotenoides como el beta caroteno y el licopeno con astaxantina reduce la absorción y no es recomendable.

 

Otros efectos secundarios, si bien son mucho menos frecuentes, son presión arterial baja, el aumento del crecimiento del cabello debido a cambios hormonales, la disminución de los niveles de calcio en sangre, la disminución de la libido y el aumento de las mamas en los hombres.

 

Algunas personas pueden notar un ligero color anaranjado en sus heces mientras consumen astaxantina. Es un efecto inofensivo causado por pequeñas cantidades del pigmento que pasa a través del sistema digestivo.

 

Dosis de astaxantina para adultos: Tres cápsulas de astaxantina una por cada comida durante ocho semanas no debería suponer ningún riesgo para los adultos. Conviene siempre con cualquier suplementación dietética, a no ser por prescripción médica, períodos de descanso.

 

 

Advertencia y precauciones especiales siempre con el embarazo y la lactancia.

 

La astaxantina como con cualquier otro suplemento puede causar efectos secundarios cuando se combina con otros suplementos y medicamentos. Debido a esto es fundamental consultar a un profesional médico antes de consumir regularmente astaxantina. Aunque las investigaciones sugieren que el riesgo de efectos secundarios de la astaxantina es bajo, siempre existe la posibilidad de efectos adversos cuando se consume fuera de las dosis adecuadas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *