Maravillas, beneficios y propiedades de la Cebolla

 

El nombre científico de la cebolla es Allium cepa, es una planta herbácea bienal, de la familia de las amarilidáceas. Es una de las plantas cultivadas mas antiguas, y su origen es de Asia central, y su incursión a Europa fue por los griegos y los romanos.

Es un alimento que debemos incluirlo en nuestra alimentación por sus numerosos beneficios. Tiene una acción contra el reumatismo, similar al ajo, ya que se encuentran en la misma familia taxonómica. Esta planta ayuda a disolver el ácido úrico, lucha contra las infecciones gracias a sus sales y su potasa que alcalinizan la sangre.

La cebolla (sobre todo la roja) ayuda a prevenir la osteoporosis, gracias a su alto contenido de flavonoide quercetina, antioxidante.

Otras virtudes son que protege el sistema cardiovascular, limita las infiltraciones de líquido seroso en los órganos, ayuda al sistema urinario y la próstata, y también ayuda contra las infecciones.

 

La cebolla es un excelente depurativo, tomándola cruda y en ciertas dosis ayuda a mantener en óptimas condiciones el organismo en general, pero sobre todo los intestinos, los cuales al encontrarse limpios pueden funcionar óptimamente ayudando no sólo a la buena absorción de los nutrientes de los alimentos ingeridos, sino a mantener la piel en ideales condiciones, ayudando a que esta luzca en verdad tersa, saludable y joven.

La cebolla tiene muchas propiedades que son utilizadas en medicina natural para tratar diversas afecciones.

 

Componentes de la cebolla

Azufre

Fósforo (facilita el trabajo intelectual),

Silicio (mejora elasticidad de las arterias),

Vitaminas A, B, C y E.

Azufre, Hierro, Yodo, Potasio, Magnesio, Níquel, Bromo, Silicio

Dosis moderadas de sodio

Aminoácidos

 

Características

Desinfectante.

Astringente.

Depurativa.

Bactericida.

Diurética.

Cardiotónica.

Hipoglucemiante

Anti caspa.

Anti caída del cabello

 

Formas de uso para tratar diversas afecciones:

 

Enfermedades del sistema respiratorio:

Tomar la cebolla cruda o en jugo es ideal para combatir tos, gripe, catarro, bronquitis. En este caso, hay que preparar el jugo de una cebolla con el jugo de dos limones y dos cucharadas de miel de abeja pura. Beber a traguitos durante el día. Las enzimas de la cebolla favorecen la fijación de oxígeno por parte de las células, colaborando en la función respiratoria.

 

Estreñimiento:

El remedio anterior funciona también para ayudar a evacuar y limpiar los intestinos. Comer a mordidas una cebolla o partirla y comerla con limón y sal también funciona como remedio natural.

 

Enfermedades infecciosas:

Comerse un pedacito de cebolla diariamente, ya sea en jugo, en ensalada mezclada con otros vegetales o aderezando la comida, es excelente para ayudar a prevenir todo tipo de contagios y enfermedades infecciosas.

 

Caspa y prevención de caída del cabello:

Lavar el cabello con el jugo de la cebolla ayuda a erradicar la caspa y a prevenir o detener la caída del cabello.

 

Diabetes:

Incorporar en el tratamiento dosis de jugo de cebolla es una excelente ayuda para depurar la sangre.

 

Regula ciclo menstrual:

Por sus propiedades emenagogas, ayuda a regular el ciclo menstrual. Hay que tomar el jugo de la cebolla constantemente.

 

Otras aplicaciones terapéuticas:

Reduce el peligro de trombosis así como los niveles de colesterol, triglicéridos y ácido úrico en la sangre. Favorece el crecimiento general y refuerza las defensas orgánicas.

Rejuvenece y embellece el cutis: si aplicas el jugo de la cebolla en tu cutis y dejas que se absorba, verás que tu rostro comienza a limpiarse de impurezas y tu cutis rejuvenece. Este es un tratamiento de belleza que no te cuesta casi nada y con el que puedes tener excelente

 

Más aplicaciones:

Edemas, convalecencia, arteriosclerosis, hipertensión, trastornos cardíacos y circulatorios, digestiones lentas, flatulencia, parásitos intestinales, fermentaciones intestinales, nerviosismo, reumatismo, obesidad, celulitis, osteoporosis, heridas, oligurias (escasa formación de orina), congestión de los órganos pelvianos en la mujer y prostatismo en el hombre.

Es buena para tratar sabañones, verrugas y várices. En estos casos, hay que aplicar la pulpa de la verdura, bien machacada, encima del área a tratar, como pomada, y dejar que permanezca ahí el mayor tiempo posible.

 

Usos en la cocina:

La cebolla, además de sana y nutritiva, es muy muy versátil en la cocina. Se usa para preparar los condimentos base de innumerables platillos de todo tipo de cocina, para aderezar ensaladas y acompañar platillos como ensaladas o guisados.
Para acompañar la carne de soya la puedes preparar hervida, rebozada en harina de garbanzo o frita. Debes recordar, sin embargo, que la cocción destruye sus componentes esenciales, por lo que se recomienda tomarla la mayor parte de las veces cruda y crujiente.

Contra el edema porque elimina los líquidos que se acumulan en los tejidos y de este modo facilita la actividad excretora de los riñones. Se sabe por experiencia que en casos graves se logró eliminar hasta 3 litros de orina, simplemente por la ingestión del zumo de 10 cebollas crudas cada día.

La cebolla en las enfermedades del hígado da resultados sorprendentes, especialmente cuando hay gases y obstrucción.

 

Para el tratamiento con éxito de cálculos biliares nada mejor que una vieja y segura fórmula naturopática siguiente:

A una libra de cebolla molida se añade una pinta (medio litro aproximadamente) de Whisky, y se toma una cucharada antes de las comidas. Los rayos X han revelado que, con la ayuda de una suave hierba, laxante, las piedras se disuelven y pasan. También se puede usar con este mismo propósito sólo el zumo, pero en abundancia.

La cebolla actúa, inhibiendo la putrefacción intestinal y echa fuera los fermentos e impurezas del sistema; asi su uso disminuye la formación de toxinas putrefactivas en los intestinos, el cual viene a ser un importante factor etiológico en el control de la hipertensión. Igualmente se sostiene ser de gran valor como suave neutralizados de ácidos, es estimulante digestivo, un antifermentante y un antidiabético.

 

En la diabetes

Da magníficos resultados, pues la sustancia que encierra hace bajar el azúcar de la sangre y la orina, para esto se recomienda tomar zumo crudo en sopas o simplemente comer cebollas enteras.

En la dispepsia o trastornos nerviosos del estómago, se usará 2 cebollas cocidas en un litro de leche, y se tomará una cucharada al levantarse y otra antes de acostarse.

 

Para combatir la digestión deficiente del estómago o del intestino

Se tomará 3 veces al día unas gotas de zumo de cebolla cruda con un poco de azúcar.

Siendo la cebolla un eficiente destructor de gérmenes, un sedante y un remedio general para resfriados, gripes, catarros bronquiales, catarro de la nariz con violentos estornudos, laringitis de origen catarral, asma, neuralgias de la cara, cabeza, cuello y pecho, etc. se puede utilizar simplemente el zumo o toda ella en las más diversas formas.

 

Por ejemplo para enfermedades puede usarse en forma de jarabe de 4 a 6 cucharadas que se prepara de la siguiente manera:

A 10 onzas de cebolla bien rallada, se agrega 3 onzas y media de miel, y se coloca todo en 21 onzas de vino blanco no muy fuerte, y se usará después de 24 horas.

O bien se las puede usar asadas bajo ascuas, y comerlas con miel o azúcar y aceite; preparada así se recomienda mucho contra la tos inveterada y la expectoración de flema.

Una cebolla comida al tiempo de acostarse hará su efecto a la mañana siguiente rompiendo el más fuerte resfriado, se puede consumir hervida o frita.

 

Este remedio popular nunca puede ser lo suficientemente recomendado para una tos atormentadora y una obstinada ronquera.

Inhalando por unos momentos la sustancia olorosa de la cebolla, calmará a la persona más nerviosa, relajando sus nervios hasta producir sueño.

Contra insomnio debe comerse cebollas en abundancia. Sorbiendo la zuma por la nariz, purga la cabeza y ayuda en el letargo.

También hace desaparecer los desmayos y los calambres en la histeria de las mujeres. Además en los resfriados y en el goteo sin cesar, es muy eficaz. En la obesidad da muy buenos resultados por poseer acción eliminadora del cloruro de sodio, pues su permanencia favorece este trastorno; para esto se comerá simplemente en abundancia.

La cebolla posee también la propiedad de aumentar la intensidad y la frecuencia de los latidos cardiacos. En los casos graves de uremia, para estimular la micción y la traspiración, se empleará zumo de cebolla blanca mezclado con leche y miel de abejas o con cualquier otra hierba diaforética, y se administrará tres veces al dia, cada vez una taza.

No menos notable es su acción benéfica en la flebitis puerperal o inflamación de las venas después del parto, y como emenagoga, es decir que provoca las reglas.

 

Sus efectos afrodisiacos

Se utilizan en los casos de impotencia y debilidad sexual, asi como la falta de voluptuosidad. La tisana con leche o agua de cebolla, previamente cocida bajo cenizas, es excelente en las afecciones de la vejiga, como en el mal de piedra.

La cebolla presta también grandes beneficios en las enfermedades de los niños, especialmente contra las lombrices intestinales, para esto se hará hervir en leche y se les dará 3 cucharadas por la mañana y tres por la noche. También se las puede remojar durante la noche, en agua, y darles a beber en la mañana.

Comiendo cebolla cruda en regular cantidad, los niños combatirán sus cólicos flatulentos y en caso de raquitismo se fortalecerán, ya que se suministrarán abundante calcio para los huesos.

El caldo de cebolla, es muy eficaz en las afecciones de carácter nervioso. Así, pues, tenemos que la cebolla provoca el apetito, aumenta la sed, facilita la función de los intestinos, ayuda la digestión, cura los eructos ácidos, remueve las obstrucciones de las viseras, aumenta la secreción urinaria, limpia las vías respiratorias, promueve insensiblemente transpiración etc. Finalmente el profesor

Georges Lakhovky, afirma categóricamente que el use de la cebolla previene el cáncer.

Aplicaciones externas de la cebolla.

La cebolla tiene otras innumerables propiedades terapéuticas para el uso externo.

La cebolla en cataplasma es buena para remover la inflamación y la carraspera de las afecciones de la garganta, asi como también en las inflamaciones de los intestinos. No se puede tener alivio más rápida para los dolores de manos y pies maltratados o con sabañones que la cebolla con leche en cataplasma. Una pequeña cebolla asada en ceniza y puesta en un paño fino con un poco de manteca sin sal y aplicado al oído, cura los dolores de este órgano.

Contra los diversos abscesos, forúnculos, se corta una cebolla en mitad y parcialmente asada bajo ceniza se aplica sobre la parte afectada, el resultado es sorprendente. También para este mismo propósito se puede usar cebollas, papas e higos molidos conjuntamente. Para combatir las anginas y dolores de garganta, se hará gárgaras con agua de cebollas cocidas.

Según el doctor Muller se usa la cebolla en el parto, para acelerar la expulsión de la placenta cuando no sale normalmente, para ello se recomienda poner sobre el ombligo un cataplasma de cebolla asada, bien ajustado, y simultáneamente se le hace respirar el olor de otra cebolla cruda. En casos de hemorragias nasales, también es un remedio seguro, para ello se pone sobre el cuello una cebolla cortada en mitades.

El cocimiento se emplea contra las llagas pútridas y purulentas, y para combatir las erupciones cutáneas. La cebolla blanca, hervida y partida en dos, se aplica contra heridas de los pies y contra las inflamaciones flemosas de los dedos (panadizo). Los dolores de muelas son a menudo aliviados, poniéndose un pedazo pequeño de cebolla sobre la muela o encía. Cebolla cruda aplicada contra el ojo afectado de orzuelo, generalmente desaparece al principio. Para los ardores del cerebro no hay nada más efectivo que una cataplasma de cebolla molida.

El zumo de cebolla vertido sobre algodón y puesto a los oidos es un popular remedio ruso para los dolores y zumbidos de los oidos. Picaduras de avispas, abejas, y mordeduras de perros, son rápidamente aliviados con jugo de cebolla, para ello se exprime directamente sobre las partes afectadas, para combatir los dolores reumáticos y de los nervios, se harán frotaciones con zumo de cebolla.

Finalmente, el zumo de cebolla con miel, aplicado en gotas, fortalece los ojos aclarando la visión, también combate las cataratas y nubes.

 

Propiedades de las hojas de la cebolla

No solamente se utiliza el bulbo de esta planta, sino también sus hojas, las cuales son especialmente ricas en sales minerales.

Se le emplea en ensaladas para depurar el hígado cuando está sobrecargado y para limpiar el estómago. Se obtendrá mejores resultados si se añade zumo de limón.

 

 

La sopa de cebolla restaura las energías del estómago, reavivando el apetito.
Las cebollas son aperitivas.
El jugo de cebollas crudas mezclado con agua cura la embriaguez.
La cebolla es un poderoso tónico de los nervios.
Especiales para curar la bronquitis.
Calma y cura la tos.
Son remineralizadoras y Alcalinizantes de la sangre.
El caldo de cebolla hervida cura los cólicos de vientre.
Cura el estreñimiento.
Hace dormir.
Uno de los más eficaces diuréticos.
Especiales para limpiar el tubo digestivo.
Las cebollas son un buen tónico para las personas si se comen crudas.
Asadas son tal vez el mejor alimento para los riñones y el mejor medicamento.
No hay estreñimiento que se resista a quien come cebolla asadas.
Jugo de cebollas crudas ralladas con aceite curan la Difteria, tanto si se toma, como haciendo gárgaras o toques.
Las cebollas por el aceite que contienen (sulfuroso) son buenas en todas las enfermedades infecciosas.
Una dieta con cebollas crudas durante varios días y frotando con jugo la piel, cura la rabia.
A la par se procede para picaduras de animales venenosos.
El jugo de cebollas crudas tomándolo con agua cura el dolor de dientes.
Cebolla cruda rallada con agua cura el dolor de cabeza.
Disuelven los cálculos.
Limpian los conductos pituitarios.
Las cebollas constituyen buen alimento para personas de trabajo intelectual.
Curan la parálisis comiéndolas y dando masajes con jugo de limón.
Especiales para curar reumatismo y gota.
Medicamento y alimentos para los artríticos.
El jugo de cebolla con agua es muy indicado para hemorragias nasales, lavando la nariz y mejor absorbiéndolo por la nariz y expulsándolo por la boca.
Comiendo cebollas a diario cura las enfermedades de la piel.
Masajes en el cuero cabelludo con jugo de cebolla, estimula el crecimiento de cabello

Calma el dolor de los pulmones.
Cebollas asadas sirven para madurar abscesos y muy especialmente en la inflamación.
Son emolientes, calmantes y pectorantes.
Son vermífugas comiéndolas crudas. Es decir que quien coma cebollas está libre de parásitos intestinales.
Comiendo cebollas crudas y frotando con el jugo, cura los sabañones, siendo para esto tal vez el mejor remedio.
Estimula la circulación.
El jugo de cebolla crudo mezclado con agua combate las fiebres.
El jugo de cebolla cruda mezclado con agua, es un grande, poderoso y eficaz desinfectante para úlceras y llagas.
En la gangrena y en la autointoxicación conviene tomar el jugo de cebolla con agua.
El caldo de cebollas normaliza desarreglos intestinales, especialmente en los niños.
Crudas, hervidas o asadas son especiales para los riñones.
El caldo de cebolla hervida y el jugo de crudas ralladas mezclado con agua caliente es muy útil en la intoxicación e inflamación del hígado.
Para curar la sífilis conviene comer cebolla cruda.
Crudas son mejor medicamento para curar el cáncer y la tuberculosis.
Cura el escorbuto y el beriberi.
El jugo en fricciones se aplica contra los dolores reumáticos y neuralgias.
Asadas curan la hidropesía.
Las cebollas coloradas son más fuertes que las blancas, y las largas más que las redondas y las crudas más que las hervidas.
Hemos comprobado que se evita el mareo en el mar, poniéndose debajo de las axilas una cebolla.
El jugo de cebolla sirve para expulsar las lombrices de los niños, ha de ser crudo.
El jugo de cebollas asadas, endulzada con miel o azúcar natural cura la tos de los niños.
Poniéndose cebolla cruda debajo de la nariz corta las hemorragias nasales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *