Vivir en el Ahora

Encontré un tema muy interesante al leer el libro “El Poder del Ahora” de Eckhart Tolle, mismo que recomiendo ampliamente, vale la pena leerlo mas de una vez, ya que algunos conceptos o ejercicios toman algún tiempo asimilarlos.

Desde la perspectiva del tiempo (pasado-presente-futuro), lo único que existe realmente es el “presente”. El pasado, son imágenes que guardamos en la memoria de eventos que sucedieron en “el tiempo presente” que vivimos en algún momento… pero siempre sucedieron en un “ahora”… incluso, cuando el día de hoy, recordamos algún evento pasado, estamos recordándolo “hoy”, estamos trayendo estas imágenes, esas memorias al “ahora”.

Sobre el futuro, estamos proyectando “en el ahora”, una suposición, ya sea una idea positiva (placer) ó una idea negativa (miedo) , que aún no sucede, pero en nuestro “ahora” lo tenemos en nuestra mente.

El no vivir en “el ahora”, significa estar pensando ya sea en el pasado o en el futuro, sin disfrutar el “presente”, que es lo único real que tenemos.

Otro concepto interesante, consiste en nuestra identificación con la mente…. Tolle insiste en que nuestro “ser” no es la mente, no es lo que pensamos. El Ser, cuando se hace “presente”, disuelve esta identificación con la mente. Se puede hacer un ejercicio, tratando de ser un espectador o testigo de los pensamientos, para “sentir”, que nuestro ser es independiente de nuestros pensamientos.

Logrando estar en tiempo presente el mayor tiempo posible, siendo testigos de nuestro proceso de pensamiento, nos ayuda a eliminar ciclos de pensamiento (pasado o futuro), que nos impiden vivir y gozar el presente…. Donde todo es perfecto, donde lo podemos todo, y no nos hace falta nada.

El recordar el pasado (bueno o malo), o estar pensando ciclado en el futuro (sea algo mejor o peor que el ahora), es una fuga de energía, que en cualquier caso nos traerá sufrimiento….en el caso de pensar cosas negativas, el sufrimiento es obvio porque lo sentimos… pero aun siendo pensamientos positivos, son placeres que al alcanzarlos serán fugaces y su perdida ya será un sufrimiento finalmente.

El permanecer en el ahora, el comprender que el ser es algo mucho mas grande que nuestro pensamiento, nos dará la felicidad, paz y alegría (no placer, no sufrimiento), que nos dará plenitud y crecimiento espiritual…. Así entenderemos que aun con la muerte, nuestro SER permanecerá en alguna otra forma, ya que el cuerpo (y mente) es temporal, y polvo será.

Vale la pena leer el libro, que con muchos ejemplos nos va guiando a nuevos niveles de conciencia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *