Como bajar los Triglicéridos

 

El desequilibrio en los niveles de triglicéridos puede tener su origen en distintos factores, y no solamente por lo que comemos. Puede ser causado por los hábitos relacionados con horarios de comida, cantidades de comida, mezcla de alimentos, sedentarismo, etc.

 

Cuando una persona hace una rutina (en general) entre 21 y 90 días, esto se convierte en un hábito, y esto funciona en ambos sentidos, ya sea un hábito bueno o un hábito malo… ambos son fáciles de continuar, y ambos son difíciles de romper. Pero hablando de la creación de buenos hábitos de salud, creo que el principal enemigo es la falta de información… teniendo algunos datos sobre este tema, creo que encontraran reconfortante “crear” buenos hábitos, y “romper” los malos hábitos.

 

Aunque aquí mencionaremos algunas recomendaciones para bajar los niveles de triglicéridos es muy importante aclarar que es responsabilidad suya acudir con un médico para recibir tratamientos de medicamentos e indicaciones en caso de un trastorno severo. No podemos confundir las sugerencias con una “receta médica”, lo cual no es la función de esta información.

 

Suplementos alimenticios que ayudan a bajar los triglicéridos:

  • Aceite de pescado
  • Extracto de Té verde
  • Niacina
  • Ácidos grasos Omega-3
  • Extracto de cúrcuma
  • Extracto de Guggulipid

 

Cambios Alimenticios sugeridos para bajar triglicéridos:

  • Elimine calorías excedentes
  • Reduzca el total de calorías de grasa para menos del 30% de calorías totales ingeridas
  • Reduzca cantidad de grasa saturada las calorías, cada para menos de 7% de sus calorías
  • Aumente su consumo total de ácido graso omega 3 para 4 gramos al día
  • Elimine o disminuya su consumo de alcohol
  • Reduzca las calorías, si sufre sobrepeso, empiece a perder peso.

 

Plan de Dieta para bajar triglicéridos:

  • Evitar azúcar y carbohidratos simples: Los carbohidratos complejos son parte importante de la dieta saludable e incluyen comidas como fruta entera, granos, arroz integral, etc. Pero los carbohidratos simples son azucares que son rápidamente transformados en triglicéridos en la sangre. Los que hay que evitar son azucares simples como postres, caramelos, jugos de fruta, sodas y otras bebidas endulzadas.
  • Evite comidas altas en grasas: los que contienen altos contenidos de grasas son los lácteos que incluyen quesos, leche entera, reemplácelos con los que tienen leche descremada y queso bajo en grasas. También reduzca el consumo de embutidos, reemplácelos con carnes magras y pescados que son asados a la parrilla, no fritos.

 

 

 

Algunos medicamentos QUE AUMENTAN los triglicéridos (para considerar)

  • Beta bloqueadores
  • Píldoras anticonceptivas
  • Diuréticos
  • Esteroides
  • Tamoxifeno (droga contra el cáncer de mama)

 

Enfermedades y condiciones que pueden aumentar sus triglicéridos

  • Diabetes
  • Obesidad
  • Resistencia a la insulina
  • Insuficiencia de la tiroides
  • Enfermedad Hepática
  • Enfermedad Renal

Conoce más sobre el Colesterol y Triglicéridos

 

Después de revisar en wikipedia las definiciones de ambos términos, encuentro una información tan detallada, con una precisión lingüística impecable, pero que en verdad no me dice lo que quiero saber. El conocer los nombres científicos, la composición química, los diagramas de las moléculas y la explicación del proceso de síntesis, no me ayudará a entender mi estado de salud, y mucho menos a mejorarla.

 

El colesterol es una sustancia grasa, que existe naturalmente en todas las partes del cuerpo, y lo medimos comúnmente en el torrente sanguíneo. El cuerpo necesita de colesterol para funcionar adecuadamente, en alguna medida (entre 150 y 200 mg/dL, miligramos por decilitro). Cuando el colesterol lo tenemos en exceso, se adhiere a las paredes arteriales, estrechándolas o incluso obstruyéndolas…y ya podemos imaginarnos los daños que puede provocar. El aumento de los niveles de colesterol, generalmente no presenta síntomas, pero se puede detectar mediante análisis de sangre.

 

El colesterol se puede producir en todo el organismo, pero la mayoría se produce en el hígado y en el intestino delgado, y aproximadamente la mitad de lo que necesitamos se obtiene a partir de los alimentos de origen animal. Tiene funciones de reserva de energía, forma parte de la membrana de las células y es precursor de numerosas hormonas importantísimas. Quitémonos la idea de que el colesterol es malo… lo realmente malo es que tengamos un exceso o desequilibrio.

 

El colesterol (junto con los ácidos grasos) forman los lípidos simples, mientras que los lípidos complejos son los triglicéridos y fosfolípidos. Todos tienen sus funciones específicas, pero aquí podemos notar una diferencia importante entre colesterol y triglicéridos. Aunque son independientes y uno puede estar desequilibrado y otro bien en nuestro organismo, es muy común que se comporten de manera similar (ambos arriba, o ambos abajo).

 

Dentro del Colesterol, hay de dos tipos: el de Alta densidad (HDL) que también se le llama “colesterol bueno” y el de baja densidad (LDL). El colesterol HDL se encarga de transportar el colesterol de las células hacia el hígado, y se le denomina “bueno”, porque se cree que niveles elevados de este tipo de colesterol disminuyen los riesgos de enfermedades cardiovasculares. La obesidad, la diabetes tipo2, por ejemplo, generan bajos niveles de este tipo de colesterol. Los hombres, por lo general, tienen más bajo este tipo de colesterol que las mujeres, porque la hormona femenina estrógeno, incrementa en ellas los niveles de colesterol HDL (en los periodos de menstruación, bajan los niveles).

 

Por otra parte, el colesterol LDL, también llamado colesterol malo, transporta el colesterol a las células, y se cree que niveles elevados de este tipo de colesterol contribuyen a la enfermedad cardiovascular, acumulando grasa que se adhiere a las arterias, desequilibrando el sistema sanguíneo.

 

Los triglicéridos, como mencionamos anteriormente son necesarios porque es la forma en la que el cuerpo asimila la energía de la comida que ingerimos. Las calorías son transformadas en triglicéridos para distribuirse en el torrente sanguíneo y que pueda ser aprovechado por nuestras células. Si ingerimos más calorías de las que consumimos, el excedente se transforma en grasa. Si no comemos a nuestras horas, el cuerpo entra en un estado de “ahorro de energía”, y baja el consumo de calorías, ya que no sabe cuándo se nos ocurrirá comer de nuevo, así que en lugar de metabolizar normalmente, resulta que lo poquito que comemos, nos “engorda”. Costumbres que vamos haciendo a través de los años, hacen que nuestros propios hábitos nos vayan degradando (Bendito cuerpo que a pesar de nosotros mismos se mantiene vivo!!!).

 

Lamentablemente no hay un síntoma visible cuando tenemos altos el colesterol y/o triglicéridos, y es necesario hacer un examen de sangre, pero es muy importante hacerlo para detección, ya que cuando los niveles están muy altos durante mucho tiempo, muchos órganos van deteriorándose y llegamos a tener riesgos generales tales como : Arterioesclerosis, Accidente cerebrovascular, Enfermedades vasculares (corazón), Cálculos biliares, etc.

Recomendaciones antes de un análisis de Triglicéridos

Ya que el análisis de triglicéridos es con una muestra de sangre, y no hay síntomas visibles asociados cuando tenemos un desequilibrio es conveniente realizar este análisis con una preparación adecuada, y así evitaremos tener un resultado alarmante por haberlo hecho de manera incorrecta.

Muchas veces hace falta un solo análisis para que el medico nos recete medicamento para controlar los triglicéridos y es fácil que hayamos pasado por alto las indicaciones previas a la toma de muestra de sangre.

Para entender un poco el proceso, aproximadamente durante 8 horas después de ingerir alimentos, el hígado toma los triglicéridos de la sangre, los envuelve en paquetes de proteínas y los regresa a la sangre, donde circulan para que las células y tejidos tomen la energía para funcionar. Si hubiera un exceso de triglicéridos (por bajo consumo del cuerpo), el exceso se almacena como grasa. Si no hubiera triglicéridos flotando cuando se necesitan, el hígado se dedica a fabricarlos emitiendo señales para que las células grasas los liberen y sean usados.

Si vamos al análisis de sangre sin esperar el tiempo suficiente después de haber tomado alimentos, los resultados serán más altos (o mucho más altos, porque no es lineal) de lo que verdaderamente tenemos. Por ejemplo, si una persona tiene un nivel muy bajo (menor a 50mg/DL) e ingiere una hamburguesa, refresco y postre, sus niveles suben hasta un 20%… pero si la persona estuviera en el límite superior (200 mg/dL) los resultados serían alarmantes, subiendo hasta 300 o 400 mg/dL

También es importante aclarar que la ingesta de alcohol altera los resultados, así como comer un día antes de los análisis muchos carbohidratos y azucares.

 

En resumen, la recomendación es:

  • Ayuno durante la noche, por lo menos de 12 horas
  • En la comida anterior al análisis, evitar: azucares, alcohol y carbohidratos simples.
  • Nada de alcohol durante al menos 2 días antes, cuanto más tiempo, mejor.
  • Consumir dos tazas de agua (500ml) 1 hora antes del análisis de sangre.

 

Algunas causas de triglicéridos elevados en los análisis:

  • PH elevado por consumo de azucares
  • Enzimas pancreáticas no metabolizan correctamente los ácidos grasos
  • Obesidad y sobrepeso
  • Hipertensión o estrés
  • Ingesta de carbohidratos más del 60%,
  • Fumar (baja el HDL que moviliza los triglicéridos)
  • Abuso de alcohol
  • Enfermedad hepática
  • Cafeína (más de 560mg diarios)
  • Daño en riñones
  • Ovario poliquístico
  • Uso de algunos medicamentos: ciclosporina, interferón, diuréticos, tratamientos de estrógenos, anticonceptivos orales, corticosteroides, beta-bloqueadores.