La no-violencia no es lo mismo que paz

 

Para entender esta frase, debemos primero entender al poder del pensamiento, el poder de la mente, y también el poder de la intención.

 

Todo lo que es, alguna vez fue “pensado”, y de ahí siguió la creación. Así fuimos creados nosotros, comenzamos como una idea, o tal vez un sueño de Dios…un sueño perfecto, una idea que tenia sobre nosotros, que es tan compleja y tan hermosa, que todavía nos maravillamos con cada descubrimiento nuevo que hay en nuestro microcosmos del cuerpo humano.

 

También nosotros creamos cosas a partir de nuestros pensamientos… Pensando cosas buenas, generamos cosas buenas (por sus frutos los conoceréis)… de pensamientos malos, no pueden salir mas que cosas malas. Como seria posible que pensando hacer el bien, alguien haga “el mal” o viceversa… no sucede, y lo podemos constatar. Cuando alguien “bueno”, en algún momento comente alguna maldad, es porque de alguna manera cambio su pensamiento… tal vez se enojo, se enfureció, lo dominio la ambición, rencor, miedo, etc. Pero justo antes de cometer la maldad, su pensamiento, su intención, etc. fueron negativos.

 

Cuantas veces decimos, “no corras porque te vas a caer..”, decretamos y nuestro pensamiento sale y golpea (literalmente) al niño que se cae… y todavía decimos…”lo sabia…”.

Cuantas veces “me voy a enfermar…” y caemos en cama con una gripe espantosa…y todavía nos jactamos…”te dije, me iba a enfermar…”.

 

Pues además, tenemos muchas cosas grabadas en nuestra menta, que tal vez no estemos consientes, pero ahí están… repitiéndose, grabándose cada vez mas (cristalizándose dirían los metafísicos), que de alguna manera u otra nos “empujan” a crear nuestra realidad… Por ejemplo, todos los que piensan que los ricos son malos….que piensan que ser millonario es pecado y “algo malo hicieron, por eso tienen tanto dinero”… pues ahí tienen a la mente que procesa tantas veces por segundo lo mismo… y cada vez que tenemos oportunidad de tener algún dinerito…nuestro subconsciente nos alerta… “NOOOOO porque es malo ser rico!!!”

 

Bueno, entonces… si ya damos algún crédito de que nuestro pensamiento es creador y generador de “cosas” en alguna dimensión, en alguna medida… que les parece si les digo que el cerebro funciona con “conceptos”, no funciona como un analizador de palabras… es decir, si al cerebro le grabas “violencia” o “no violencia” la imagen que trae, la imagen que asocia es idéntica….almacena una escena violenta.

 

Entonces, si grabamos conceptos en positivo o en negativo, es igual… estamos grabando la misma cosa, y repitiéndolo, repitiéndolo, se hace un elemento poderoso de creación.

 

Cuando estamos repitiendo “no a la violencia”, lo que estamos haciendo es grabando en nuestro subconsciente imágenes, conceptos de violencia. Esto es lo que lanzamos hacia el mundo, hacia el exterior. El subconsciente repite y repite lo mismo, sin importar la negación previa. Ya lo dijo en su momento la Madre Teresa de Calcuta: “no me inviten a una marcha contra la violencia”, invítenme a marchas por la “paz”.

 

Con estos datos, tenemos mucho que meditar sobre lo que pensamos, como lo pensamos y a que le dedicamos nuestra energía. Una vez que hemos grabado informaciones y quedan con nosotros, el subconsciente (que no piensa, no juzga, etc.) lo repite en automático, potenciando lo que llevamos dentro… entre mas cosas buenas tengamos dentro, mas cosas buenas estaremos creando y disfrutando en nuestra vida.