¿Cómo meditar?

La primera etapa de la meditación consiste en disipar las distracciones y lograr cierta claridad y lucidez mentales. Esto puede lograrse con un ejercicio sencillo de respiración.
Primero elegimos un lugar tranquilo para meditar y nos sentamos en la postura tradicional, con las piernas cruzadas una sobre la otra, o en cualquier otra posición que nos resulte cómoda. Si lo preferimos, nos podemos sentar en una silla. Lo más importante es mantener la espalda recta para evitar caer en un estado de somnolencia.
Mantenemos los ojos entreabiertos y enfocamos nuestra atención en la respiración. Respiramos con naturalidad a través de los orificios nasales, sin pretender controlar este proceso, e intentamos ser conscientes de la sensación que produce el aire al entrar y salir por la nariz. Esta sensación es nuestro objeto de meditación. Nos concentramos en él e intentamos olvidar todo lo demás.
Al principio, descubriremos que nuestra mente está muy ocupada y es posible que pensemos que la meditación la agita todavía más, pero, en realidad, lo que ocurre es que comenzamos a darnos cuenta del estado mental en que nos encontramos normalmente. Además, tenderemos a seguir los diferentes pensamientos que vayan surgiendo, pero hemos de intentar evitarlo y concentrarnos en la sensación que se produce al respirar.
Si descubrimos que nuestra mente se distrae con pensamientos e ideas, hemos de volver de inmediato a la respiración. Repetimos este ejercicio tantas veces como sea necesario hasta que la mente se concentre en la respiración.
Para meditar solos, podemos intentar dejar simplemente nuestra mente en blanco o bien, ya estando en paz tratar de “vernos” así nos podemos conocer, estar en contacto con nuestra escencia. Sabremos por qué hacemos las cosas y por qué las dejamos de hacer. Nos conoceremos.
En nuestro descubrimiento, tal vez no nos gustemos mucho. Aprendamos a querernos a perdonarnos, a sanarnos. Es uno de los beneficios de la meditación.
¡Intentalo!

Como va a ser tu dia hoy?

Recibido por internet…que lo disfruten!!

Esta mañana desperté emocionado con todas las cosas que tengo que hacer antes que el reloj sonara.

Tengo responsabilidades que cumplir hoy. Soy importante. Mi trabajo es escoger que clase de día voy a tener.

Hoy puedo quejarme porque el día esta lluvioso o puedo dar gracias a Dios porque las plantas están siendo regadas.

Hoy me puedo sentir triste porque no tengo mas dinero o puedo estar contento que mis finanzas me empujan a planear mis compras con inteligencia.

Hoy puedo quejarme de mi salud o puedo regocijarme de que estoy vivo.

Hoy puedo lamentarme de todo lo que mis padres no me dieron mientras estaba creciendo o puedo sentirme agradecido de que me permitieran haber nacido y ser lo que soy ahora.

Hoy puedo llorar porque las rosas tienen espinas o puedo celebrar que las espinas tienen rosas.

Hoy puedo autocompadecerme por no tener muchos amigos o puedo emocionarme y embarcarme en la aventura de descubrir nuevas relaciones.

Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a trabajar o puedo gritar de alegría porque tengo un trabajo.

Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a la escuela o puedo abrir mi mente enérgicamente y llenarla con nuevos y ricos conocimientos.

Hoy puedo murmurar amargamente porque tengo que hacer las labores del hogar o puedo sentirme honrado porque tengo un techo para mi mente, cuerpo y alma.

Hoy el día se presenta ante mi esperando a que yo le de forma y aquí estoy, soy el escultor. Lo que suceda hoy depende de mi, yo debo escoger que tipo de día voy a tener.

Que tengas un gran día… a menos que tengas otros planes…

Que es Meditar? (2)

Entonces cual es la calve para meditar? La clave es poder entrar en el estado Alfa, poder estar “aquietado”, sin pensar activamente en nuestras preocupaciones.
Esta claro que si nunca has meditado puede ser difícil dejar de pensar en “cosas”.. una tecnica es imaginarte una pantalla grande y blanca, y estar pensando en ella, de tal forma que en cuanto aparezca alguna imagen, sin sobre saltos, imagnas un “borrador”, y lo pasas por la pantalla, borrando la imagen. Es importante que no “luches” en contra de los pensamientos que te llegan, ya que es “normal”… asi como llegan, borralos, de una manera tranquila, sereno. Ya con la practica, es mas facil poder estar atentos y enfocados en la meditacion, sin que pensamientos externos nos desenfoquen.

Si no tienes la oportunidad de tener a alguien que guie la meditacion, alguien que conozca (obviamente) las implicaciones de estar en un estado Alfa, lo mas recomendable es que permanezcas en el aquí, y en el ahora. Es mejor que estes “anclado” a la realidad, con los pies en la tierra, y no te “abandones” a ver a donde te lleva la experiencia. El estar anclado es asegurarte, en el proceso de inicio de la meditacion, en estar conectado desde tu cabeza hasta muy dentro de la Tierra, mediante un cordon energetico…solo decretalo, piensalo asi, y asi sera.

Estando anclado a la Tierra, reconoces tu integración aquí donde estas, aquí vives, aquí perteneces.

Suerte con estas ideas…

Que es la Oración Coherente?

 

Es de dicho común que “el que no habla… Dios no lo oye”…. “pide y se te dará”, “toca y se te abrirá”, etc.

Y es normal en nuestra cultura occidental rezar, orar, pedir… pedimos siempre, tanto consciente como inconscientemente. Decimos que tenemos Fe, incluso es difícil entender por qué nuestra Fe no es ni siquiera del tamaño de una semilla de mostaza?, por qué muchos sienten que no se escucha su oración? Cuando Paulo Coelho dice en el Alquimista: Cuando tú quieres una cosa, todo el universo conspira para que realices tu deseo”… a que se refiere? Como funciona esto?

Simplemente con vivir, con tener un corazón latiendo, es suficiente para que estemos manifestando, para que estemos creando, lo que realmente siente nuestro corazón. Lo que nosotros pensamos, créanlo, tiene por decirlo así “un cuerpo”, es algo que sale de nosotros con una intención. Por ejemplo cuando damos unas palabras de felicitación o cuando expresamos a alguien palabras de odio…salen e impactan, realmente modifican nuestro entorno… tal vez alguien pueda comprender con esta idea el sentido de “somos co-creadores”, es decir, aun nuestros pensamientos “crean” una realidad diferente (aunque sea poca la diferencia) aun estando como espectadores, ahora imagínense cuando somos críticos activos!!!.

 

Después de entender que nuestro corazón genera sentimientos, que es la suma de una emoción (en su estado puro) mas un pensamiento que tenemos asociado a ese sentimiento (Sentimiento = Emoción + Pensamiento). Por ejemplo, si cuando una mujer rechaza una invitación de un hombre para bailar… esta emoción (que no es ni buena ni mala), el hombre puede asociarla a un pensamiento negativo de: si me rechaza, entonces, estoy feo…además, me odia…y si me odia, todas las mujeres me odian, etc.etc. todas estas programaciones mentales las creamos en la familia, en la escuela, en la TV, etc.. bastan solo entre 21 y 90 días, para repetir algo y que el cerebro lo grabe y marque por siempre (claro, hasta que nosotros mismos lo borremos, por cualquier medio).

Con este antecedente, si verdaderamente compartimos la idea de que nuestros pensamientos, mas las emociones tienen un impacto en la realidad, nos ayuda para comprender por qué no tenemos coherencia en nuestras oraciones, y por qué estas oraciones pierden efectividad…

La coherencia tiene que ver con no estar contradiciéndonos, con no estar generando y enviando pensamientos en conflicto, que al ser sumadas las intenciones, al final termine generándose un “neto” muy vago, contradictorio, y por lo tanto, sin efectividad.

Para citar un ejemplo, imaginemos que estamos haciendo una oración sobre nuestra salud: “Deseo estar sano”. Esta oración implícitamente esta diciendo “Quiero estar sano, porque AHORA estoy enfermo (o ahora no estoy SANO)”…. Aquí enlazamos otra idea “todo es tiempo presente”, entonces, el subconsciente (que no cuestiona, solo decreta) dice: Ahora estoy enfermo y en el futuro quiero estar sano, pero como ahora estoy enfermo, pues es lo que atraigo (ley de la atracción)…. Cuando llega “el futuro” se repite la misma oración “Quiero estar sano”, así que sucede lo mismo…”Ahora estoy enfermo y en el futuro quiero estar sano”… al final de cuentas, nosotros mismos estamos postergando la salud para el futuro, nunca para ahora.

Para hacer una variación a esta oración  y hacerla coherente, podríamos decir: “Ahora estoy completamente sano, Gracias Dios por darme esta salud”… Aquí estamos siendo coherente al hacer la oración, el decreto, el pensamiento, en tiempo presente… lo estamos generando ahora, estamos atrayendo todo a tiempo presente, y hacemos que el universo conspire en nuestro favor para hacerlo realidad. Incluso, un poco mas allá, estamos dando gracias por adelantado a Dios por este hecho.

Hasta aquí, todo va bien con la oración, ya es coherente. Ahora enfoquémonos en la “Fe”… pero como le hacemos para tener “Fe”??, aunque sea del tamaño de una “semilla de mostaza”, pero la quiero!!!. Es conocido, que la oración tiene que ser hecha respetando la voluntad del Padre (Dios), y al terminar, dar las gracias por haber sido escuchados… pero como le hacemos?? Solo decir y pensar “gracias Dios porque me escuchaste”… como garantizamos estar en sincronía y dar verdaderamente las Gracias…

Sobre el mismo ejemplo, imaginemos que nuestra oración ahora es: “Estoy completamente sano, Gracias Dios darme esta salud”, pero nos quedamos pensando…”a ver si ahora si me escucha Dios, espero ahora si me ayude con mis problemas de salud”… o simplemente repetimos nuestra oración muchas veces…todo el día… esperando ser escuchados… Esto no es sino afirmar nuestra INSEGURIDAD, nuestra INCREDULIDAD…. Así solo estamos afirmando nuestras dudas, estamos afirmando la ausencia de Fe.

Algo que puede ser útil para estar con esta sincronía de gratitud a Dios, con esta Fe firme, es que nosotros mismos evoquemos el sentimiento que deseamos.

Ahora va el mismo ejemplo, mejorado, más depurado: “ Señor, estoy sano,  y te doy las gracias porque todo viene de ti”… esto lo hacemos una sola vez, podemos hacerlo incluso en voz alta, mientras cerramos los ojos y enfocamos nuestro pensamiento en la vez que nos hemos sentido MAS SANOS QUE NUNCA!!!!, recordamos mentalmente como nos sentimos esa vez… nos dio escalofríos? Reímos mucho? Sentimos una fuerza enorme?, sentíamos apetito voraz? Tratemos de “re-crear” el momento que queremos, recordemos como eramos físicamente, como vestíamos, etc…. Con este sentimiento (sentir), estamos realmente creando el momento, atrayendo a nosotros ese estado. Acompañando la oración, en voz alta, con este sentimiento, con esta recreación mental del estado deseado, estamos teniendo una coherencia increíble. De esta manera, como es posible que Dios no nos escuche? Podemos estar ciertos, que este estado, que esto que estamos atrayendo a nuestra vida, puede llegar de manera inusitada, de manera desconocida… No se preocupen como llegará la salud, la abundancia, la felicidad, la justicia, el amor…. No se preocupen que Dios con el universo a su servicio se encargará de enviarnos lo necesario, o aún cosas mejores que las que pensamos.

 

Solo una última observación… Hay que pedir cosas en positivo, porque nuestra mente trabaja con conceptos, no tanto con gramática: Si pedimos “acabar con la enfermedad”, el concepto es “enfermedad”. O por ejemplo: “Gracias porque no soy pobre”…estamos atrayendo el concepto “pobreza”…. Lo correcto es hablar de: Salud, abundancia, riqueza, justicia, etc…. con esto último recuerdo una de las anécdotas de la Madre Teresa de Calcuta, que cuando alguien le pidió su apoyo para “marchar en contra de la violencia”, respondió enérgicamente….”No, no me pidas eso… yo solo marcharía a favor de la paz!!!”

 

Les deseo lo mejor en el diseño de sus oraciones, y por favor si tienen algún comentario pueden escribirme a oscar@citun.com o dejar un testimonio en este mismo site, para compartir sus experiencias, su aprendizaje y que más personas puedan ayudarse de él.

 

Dar Gracias por los alimentos

 

Una buena costumbre es dar Gracias por los alimentos, justo antes de iniciar a comer, puede ser una oración en familia, personal, etc.  que sea algo similar a un ritual que otros pueden percibir… O también puede ser algo íntimo que nadie se entere, todo va de la mano de nuestra propia intención, solo recuerde que si tu intención es que los demás te vean y piensen bien de ti, ese ya fue tu pago. En el pasaje bíblico cuando Jesús resucito a Lázaro, da las Gracias por anticipado anotando, agregando, que lo decía solo para que los demás escucharan porque el mismo sabía que siempre el Padre lo escucha.

 

Ahora bien, pienso que la gracias de “dientes para afuera”, como un ritual automático, no representa algo más especial que el recordarle a los que nos ven este hecho y tal vez ayudemos a que los demás recuerden dar Gracias… pero no más que eso. Las Gracias debe ser un evento donde la reflexión es genuina, puede ser un instante solamente, pero hecho con mente, corazón y espíritu.

 

Sentirnos llenos de gracia al recibir un pedacito de universo, que entrará a nuestro cuerpo para cumplir un ciclo de vida, que no es posible comprender como fue creado este ciclo, es algo que en automático nos debe poner en un estado de felicidad y gratitud al creador. En este estado, la gratitud se expresa en la mente, en nuestro cuerpo sentimos esta felicidad antes de probar bocado… En un estado así, que alguien me explique cómo es posible no esbozar una sonrisa…Amigos, disfrutar los alimentos con todos los sentidos, todos, no se limiten a “engullir” como una obligación para sobrevivir… Que después nos empuja a vicios y glotonerías.

Los invito a que piensen como cada bocado será procesado, será alimento para todas las células (no piensen que el alimento solo es para quitar el hambre).

 

Creo que este pensar, unido con la expresión de Gracias, y todavía si agregamos un “sentimiento”, es la mejor manera de que esta acción de Gracias sea una oración, una “oración coherente”, que sin duda alguna “activa” la fuente de alimento que no se agotará jamás, que nos ayudará a no pasar hambre, a encontrar alimento cuando lo necesitemos, a  que no desperdiciemos comida,  a que nos guíe a comer lo saludable (o a transformarse en saludable cuando llegue a nuestro cuerpo).

 

Por favor cualquier comentario sobre esta reflexión, estoy a sus órdenes

La no-violencia no es lo mismo que paz

 

Para entender esta frase, debemos primero entender al poder del pensamiento, el poder de la mente, y también el poder de la intención.

 

Todo lo que es, alguna vez fue “pensado”, y de ahí siguió la creación. Así fuimos creados nosotros, comenzamos como una idea, o tal vez un sueño de Dios…un sueño perfecto, una idea que tenia sobre nosotros, que es tan compleja y tan hermosa, que todavía nos maravillamos con cada descubrimiento nuevo que hay en nuestro microcosmos del cuerpo humano.

 

También nosotros creamos cosas a partir de nuestros pensamientos… Pensando cosas buenas, generamos cosas buenas (por sus frutos los conoceréis)… de pensamientos malos, no pueden salir mas que cosas malas. Como seria posible que pensando hacer el bien, alguien haga “el mal” o viceversa… no sucede, y lo podemos constatar. Cuando alguien “bueno”, en algún momento comente alguna maldad, es porque de alguna manera cambio su pensamiento… tal vez se enojo, se enfureció, lo dominio la ambición, rencor, miedo, etc. Pero justo antes de cometer la maldad, su pensamiento, su intención, etc. fueron negativos.

 

Cuantas veces decimos, “no corras porque te vas a caer..”, decretamos y nuestro pensamiento sale y golpea (literalmente) al niño que se cae… y todavía decimos…”lo sabia…”.

Cuantas veces “me voy a enfermar…” y caemos en cama con una gripe espantosa…y todavía nos jactamos…”te dije, me iba a enfermar…”.

 

Pues además, tenemos muchas cosas grabadas en nuestra menta, que tal vez no estemos consientes, pero ahí están… repitiéndose, grabándose cada vez mas (cristalizándose dirían los metafísicos), que de alguna manera u otra nos “empujan” a crear nuestra realidad… Por ejemplo, todos los que piensan que los ricos son malos….que piensan que ser millonario es pecado y “algo malo hicieron, por eso tienen tanto dinero”… pues ahí tienen a la mente que procesa tantas veces por segundo lo mismo… y cada vez que tenemos oportunidad de tener algún dinerito…nuestro subconsciente nos alerta… “NOOOOO porque es malo ser rico!!!”

 

Bueno, entonces… si ya damos algún crédito de que nuestro pensamiento es creador y generador de “cosas” en alguna dimensión, en alguna medida… que les parece si les digo que el cerebro funciona con “conceptos”, no funciona como un analizador de palabras… es decir, si al cerebro le grabas “violencia” o “no violencia” la imagen que trae, la imagen que asocia es idéntica….almacena una escena violenta.

 

Entonces, si grabamos conceptos en positivo o en negativo, es igual… estamos grabando la misma cosa, y repitiéndolo, repitiéndolo, se hace un elemento poderoso de creación.

 

Cuando estamos repitiendo “no a la violencia”, lo que estamos haciendo es grabando en nuestro subconsciente imágenes, conceptos de violencia. Esto es lo que lanzamos hacia el mundo, hacia el exterior. El subconsciente repite y repite lo mismo, sin importar la negación previa. Ya lo dijo en su momento la Madre Teresa de Calcuta: “no me inviten a una marcha contra la violencia”, invítenme a marchas por la “paz”.

 

Con estos datos, tenemos mucho que meditar sobre lo que pensamos, como lo pensamos y a que le dedicamos nuestra energía. Una vez que hemos grabado informaciones y quedan con nosotros, el subconsciente (que no piensa, no juzga, etc.) lo repite en automático, potenciando lo que llevamos dentro… entre mas cosas buenas tengamos dentro, mas cosas buenas estaremos creando y disfrutando en nuestra vida.