Efectos de un Decreto

Cada palabra que se pronuncia es un Decreto que se manifiesta en lo exterior. La palabra es el pensamiento hablado.
Fíjate que tantos decretos puedes hacer un solo día:
• Los negocios están malísimos.
• Las cosas andan muy mal.
• La juventud está perdida.
• El tráfico está imposible.
• El servicio está insoportable.
• No dejes eso rodando porque te lo van a robar.
• Los ladrones están asaltando en cada esquina.
• Tengo miedo de salir.
• Mira que te vas a caer.
• Cuidado que te matas.
• Vas a romper eso.
• Tengo muy mala suerte.
• Eso no lo puedo comer porque me hace daño.
• Mi mala memoria.
• Mi dolor de cabeza ya es parte de mi.
• Mi reumatismo.
• Mi mala digestión.
• Ese es un bandido.
• Esa es una desgraciada.
• Tenía que ser, cuando no.
• Eres un burro.
• Eres el peor.
• Eres la oveja negra de la familia.
No te sorprendas ni te quejes que al expresarlo lo ves ocurrir, lo has DECRETADO!!!!!!!! has dado una orden y tiene que ser cumplida.
Recuerda y no olvides jamás, cada palabra que pronuncies es un decreto positivo o negativo.
Si es positivo se te manifiesta en bien y si es negativo se te manifiesta en mal.
Si es contra el prójimo es lo mismo que si estuvieras decretando en contra tuya y se te devuelve.
Si es bondadoso y comprensivo hacia el prójimo, recibirás bondad y comprensión de los demás hacia ti.
Y cuando te suceda algo molesto, negativo, desagradable no digas, ! Pero si yo no estaba pensando ni temiendo que esto me fuera a suceder!, ten la sinceridad y la humildad de recordar en que términos te expresaste de algún prójimo.

Como va a ser tu dia hoy?

Recibido por internet…que lo disfruten!!

Esta mañana desperté emocionado con todas las cosas que tengo que hacer antes que el reloj sonara.

Tengo responsabilidades que cumplir hoy. Soy importante. Mi trabajo es escoger que clase de día voy a tener.

Hoy puedo quejarme porque el día esta lluvioso o puedo dar gracias a Dios porque las plantas están siendo regadas.

Hoy me puedo sentir triste porque no tengo mas dinero o puedo estar contento que mis finanzas me empujan a planear mis compras con inteligencia.

Hoy puedo quejarme de mi salud o puedo regocijarme de que estoy vivo.

Hoy puedo lamentarme de todo lo que mis padres no me dieron mientras estaba creciendo o puedo sentirme agradecido de que me permitieran haber nacido y ser lo que soy ahora.

Hoy puedo llorar porque las rosas tienen espinas o puedo celebrar que las espinas tienen rosas.

Hoy puedo autocompadecerme por no tener muchos amigos o puedo emocionarme y embarcarme en la aventura de descubrir nuevas relaciones.

Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a trabajar o puedo gritar de alegría porque tengo un trabajo.

Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a la escuela o puedo abrir mi mente enérgicamente y llenarla con nuevos y ricos conocimientos.

Hoy puedo murmurar amargamente porque tengo que hacer las labores del hogar o puedo sentirme honrado porque tengo un techo para mi mente, cuerpo y alma.

Hoy el día se presenta ante mi esperando a que yo le de forma y aquí estoy, soy el escultor. Lo que suceda hoy depende de mi, yo debo escoger que tipo de día voy a tener.

Que tengas un gran día… a menos que tengas otros planes…