Flores de Bach: Pine – Sentimiento de Culpa

Las Flores de Bach son una serie de esencias naturales utilizadas para tratar diversas situaciones emocionales, como miedos, soledad, desesperación, estrés, depresión y obsesiones.

Fueron descubiertas por EDWARD BACH entre los años 1962 y 1934, y son un total de 38 esencias diferentes, a continuación se describe una de ellas:

24.- Pine: Pinus Sylvestris (Pino Silvestre)

Es la flor de la culpa, simbólicamente lo podemos vincular a la culpa generacional, del ayer, del hoy y del mañana. Del pino también sabemos que se saca la esencia aromatica que es muy fuerte, llamada trementina, que se usa para “limpiar”, para aclarar cosas (el lustre de la madera, por ejemplo), de igual forma, esta flor sirve para “limpiar” la culpa.

En estado de equilibrio energético: Tiene que ver con las cualidades del Alma del pensar y del perdón

En desequilibrio energético: El síntoma clave es el autorreproche, el abatimiento por sentirse culpable. Este sentimiento puede se puede referir a un hecho reciente, a algo que la persona no hizo o no cumplió, o puede ser un arquetipo y remontarse al pecado original, no tiene que ser un evento que este sucediendo actualmente.

Su patología es melancólica, seautorreprocha: “hice mal las cosas”, “hice algo malo”. Cuando tienen que poner limites a otros, sientes que no pueden hacerlo.

Por una cuestión cultural pueden generarse estas patologías PINE. La persona posee conceptos del bien y del mal ligados a pautas religiosas: pecado original, sexualidad como pecado, etc. El sentimiento de culpa PINE es “algo que quedo del pasado, que no pertenece al presente” y necesita ser limpiado, tiene que ver con el karma familiar y con lo que simbólicamente el “padre” pone en sus hijos.

Recordemos que en toda situación de culpa hay mucha omnipotencia, “porque yo ocupo un lugar central” de relevancia que seria su beneficio secundario. Por lo tanto, todo lo que “pasó” es mi culpa.

Tiene una predisposición a un idealismo de tintes morales, por eso tiene a ponerse al servicio de una instancia superior, padeciendo un perfeccionismo enfermizo, el cual nunca se satisface y se va teniendo una especie de esclavitud a la autoridad.

Opina que no cumple con su deber, pero en lugar de ir bajando las expectativas de su hacer lo posible, busca imponerse una mayor exigencia, a veces parece que necesitara sentirse culpable.





En Psiquiatría tradicional esta ligado a cuadros melancólicos y caracteres compulsivos. El paciente esta pegado a su sentimiento de culpa, y autodestructivamente, va minando su Yo con imágenes negativas. Hay un narcisismo negativo, muy baja opinión de si mismo, un deseo sadomasoquista de sacrificio. Rehúsa a su Yo el derecho de existir, como pidiendo perdón por haber nacido.

Síntomas Generales

  • Esclerosis múltiple
  • Lupus eritematoso
  • Psoriasis
  • SIDA
  • Artritis, Artrosis reumática.
  • cáncer
  • Fala de energía

 

Síntomas Espitituales

  • Se siente inferior, no merecedor
  • Le cuesta recibir
  • Complejo de culpa. Conducta de no cumplir “correctamente”.
  • Insatisfacción y descontento con el esfuerzo
  • Usa frecuentemente frases de disculpa
  • Escepticismo, autoagresión.

 

Otros Beneficios del remedio

Para la gente que le cuesta aceptar cumplidos, que se pone incomoda si le dicen algo agradable. Mujeres y hombres que “aman” demasiado, entrando en relaciones de dependencia. Calmar culpas de padres que han perdido un hijo o tiene un hijo inválido, o lo perdieron en un aborto o un accidente familiar. Hermanos mayores a los que les dejaron la responsabilidad de cuidar a sus hermanos, sintiéndose culpables de lo que a ellos pudiera sucederles.

Situaciones en las que se adjudican las faltas de otros, se culpan como si fueran los causantes del alcoholismo, drogadicción de una persona cercana.

Gente que no se siente digna o respetable como para comprarse un regalo a si mismo, o gratificarse recibiéndolo de otros.

Se sientes culposos cuando les sucede algo bueno: comprar una casa, terminar una carrera, y se preguntan que es lo malo que les puede pasar ahora, como si no merecieran ser felices o afortunados.

Este remedio también es útil en problemas sexuales vinculados con la educación religiosa de la persona o con concepciones muy condicionadas por un sistema de pautas rígidas. Para culpas que vienen del pasado o por lo que le pasa al otro.

Para niños: resulta eficaz cuando no se sientes suficientemente buenos, generalmente cuando sus padres no les prestan mucha atención o son muy exigentes pretendiendo que sus hijos sean perfectos. También para los que les va bien en la escuela pero no se satisfacen aunque obtengan un 10 de calificación. Para niños que han recibido el mandato de cuidar a sus hermanos menores.





En observaciones que se hicieron con niños delincuentes, se echaban la culpa a si mismos por el camino que habían seguido, para mantener la imagen de los padres protegida y calmar fantasías de llegar a perderlos, conservando melancólicamente lo bueno fuera y poniendo lo malo dentro de ellos mismo.

 

La transformación potencial

Comienza a evidenciar sus propios errores, no quedando a su merced, sino aceptándolos. Sustituye la culpa por la pena. Desde la pena se puede llegar a perdonar y perdonarse, y con el tiempo olvidar. Empieza a comprender la naturaleza humana, y sobre todo los sentimientos propios y de los otros, comenzando a tener mas paciencia y humildad, mas simpleza de corazón. Y desde lo religioso llega a la verdadera comprensión del concepto cristiano de salvación, no se engancha con el “pecado original”. Recupera la capacidad de percibir y trasmitir la alegría de vivir.

Favorece la autoafirmación, la autorresponsabilidad y la independencia intelectual. Mejora la capacidad de alegrarse en la vida. Comienza a respetarse a si mismo y construye así, vínculos con seres que también lo respetan.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *