Dar Gracias por los alimentos

 

Una buena costumbre es dar Gracias por los alimentos, justo antes de iniciar a comer, puede ser una oración en familia, personal, etc.  que sea algo similar a un ritual que otros pueden percibir… O también puede ser algo íntimo que nadie se entere, todo va de la mano de nuestra propia intención, solo recuerde que si tu intención es que los demás te vean y piensen bien de ti, ese ya fue tu pago. En el pasaje bíblico cuando Jesús resucito a Lázaro, da las Gracias por anticipado anotando, agregando, que lo decía solo para que los demás escucharan porque el mismo sabía que siempre el Padre lo escucha.

 

Ahora bien, pienso que la gracias de “dientes para afuera”, como un ritual automático, no representa algo más especial que el recordarle a los que nos ven este hecho y tal vez ayudemos a que los demás recuerden dar Gracias… pero no más que eso. Las Gracias debe ser un evento donde la reflexión es genuina, puede ser un instante solamente, pero hecho con mente, corazón y espíritu.

 

Sentirnos llenos de gracia al recibir un pedacito de universo, que entrará a nuestro cuerpo para cumplir un ciclo de vida, que no es posible comprender como fue creado este ciclo, es algo que en automático nos debe poner en un estado de felicidad y gratitud al creador. En este estado, la gratitud se expresa en la mente, en nuestro cuerpo sentimos esta felicidad antes de probar bocado… En un estado así, que alguien me explique cómo es posible no esbozar una sonrisa…Amigos, disfrutar los alimentos con todos los sentidos, todos, no se limiten a “engullir” como una obligación para sobrevivir… Que después nos empuja a vicios y glotonerías.

Los invito a que piensen como cada bocado será procesado, será alimento para todas las células (no piensen que el alimento solo es para quitar el hambre).

 

Creo que este pensar, unido con la expresión de Gracias, y todavía si agregamos un “sentimiento”, es la mejor manera de que esta acción de Gracias sea una oración, una “oración coherente”, que sin duda alguna “activa” la fuente de alimento que no se agotará jamás, que nos ayudará a no pasar hambre, a encontrar alimento cuando lo necesitemos, a  que no desperdiciemos comida,  a que nos guíe a comer lo saludable (o a transformarse en saludable cuando llegue a nuestro cuerpo).

 

Por favor cualquier comentario sobre esta reflexión, estoy a sus órdenes

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *