Conoce más sobre el Colesterol y Triglicéridos

 

Después de revisar en wikipedia las definiciones de ambos términos, encuentro una información tan detallada, con una precisión lingüística impecable, pero que en verdad no me dice lo que quiero saber. El conocer los nombres científicos, la composición química, los diagramas de las moléculas y la explicación del proceso de síntesis, no me ayudará a entender mi estado de salud, y mucho menos a mejorarla.

 

El colesterol es una sustancia grasa, que existe naturalmente en todas las partes del cuerpo, y lo medimos comúnmente en el torrente sanguíneo. El cuerpo necesita de colesterol para funcionar adecuadamente, en alguna medida (entre 150 y 200 mg/dL, miligramos por decilitro). Cuando el colesterol lo tenemos en exceso, se adhiere a las paredes arteriales, estrechándolas o incluso obstruyéndolas…y ya podemos imaginarnos los daños que puede provocar. El aumento de los niveles de colesterol, generalmente no presenta síntomas, pero se puede detectar mediante análisis de sangre.

 

El colesterol se puede producir en todo el organismo, pero la mayoría se produce en el hígado y en el intestino delgado, y aproximadamente la mitad de lo que necesitamos se obtiene a partir de los alimentos de origen animal. Tiene funciones de reserva de energía, forma parte de la membrana de las células y es precursor de numerosas hormonas importantísimas. Quitémonos la idea de que el colesterol es malo… lo realmente malo es que tengamos un exceso o desequilibrio.

 

El colesterol (junto con los ácidos grasos) forman los lípidos simples, mientras que los lípidos complejos son los triglicéridos y fosfolípidos. Todos tienen sus funciones específicas, pero aquí podemos notar una diferencia importante entre colesterol y triglicéridos. Aunque son independientes y uno puede estar desequilibrado y otro bien en nuestro organismo, es muy común que se comporten de manera similar (ambos arriba, o ambos abajo).

 

Dentro del Colesterol, hay de dos tipos: el de Alta densidad (HDL) que también se le llama “colesterol bueno” y el de baja densidad (LDL). El colesterol HDL se encarga de transportar el colesterol de las células hacia el hígado, y se le denomina “bueno”, porque se cree que niveles elevados de este tipo de colesterol disminuyen los riesgos de enfermedades cardiovasculares. La obesidad, la diabetes tipo2, por ejemplo, generan bajos niveles de este tipo de colesterol. Los hombres, por lo general, tienen más bajo este tipo de colesterol que las mujeres, porque la hormona femenina estrógeno, incrementa en ellas los niveles de colesterol HDL (en los periodos de menstruación, bajan los niveles).

 

Por otra parte, el colesterol LDL, también llamado colesterol malo, transporta el colesterol a las células, y se cree que niveles elevados de este tipo de colesterol contribuyen a la enfermedad cardiovascular, acumulando grasa que se adhiere a las arterias, desequilibrando el sistema sanguíneo.

 

Los triglicéridos, como mencionamos anteriormente son necesarios porque es la forma en la que el cuerpo asimila la energía de la comida que ingerimos. Las calorías son transformadas en triglicéridos para distribuirse en el torrente sanguíneo y que pueda ser aprovechado por nuestras células. Si ingerimos más calorías de las que consumimos, el excedente se transforma en grasa. Si no comemos a nuestras horas, el cuerpo entra en un estado de “ahorro de energía”, y baja el consumo de calorías, ya que no sabe cuándo se nos ocurrirá comer de nuevo, así que en lugar de metabolizar normalmente, resulta que lo poquito que comemos, nos “engorda”. Costumbres que vamos haciendo a través de los años, hacen que nuestros propios hábitos nos vayan degradando (Bendito cuerpo que a pesar de nosotros mismos se mantiene vivo!!!).

 

Lamentablemente no hay un síntoma visible cuando tenemos altos el colesterol y/o triglicéridos, y es necesario hacer un examen de sangre, pero es muy importante hacerlo para detección, ya que cuando los niveles están muy altos durante mucho tiempo, muchos órganos van deteriorándose y llegamos a tener riesgos generales tales como : Arterioesclerosis, Accidente cerebrovascular, Enfermedades vasculares (corazón), Cálculos biliares, etc.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *