Conoce más de la vitamina “E”

 

La vitamina E se encuentra en diversos alimentos como del origen vegetal, principalmente en los que tienen hojas verdes, y también puede encontrarse en alimentos de origen animal.

Ejemplos:

 

Aceite de Soja/Soya:

El aceite de soja/soya, por su elevada cantidad de vitamina E, es un alimento beneficioso para nuestro sistema circulatorio. Este alimento también tiene propiedades antioxidantes, es beneficioso para la vista y puede ayudar a la prevención de la enfermedad de parkinson.

El elevado contenido de vitamina K en este alimento hace que tomar el aceite de soja/soya sea beneficio para una correcta coagulación de la sangre. Este alimento también es beneficioso para el metabolismo de los huesos. Debido a su alta cantidad de calorías, este alimento no es recomendable para tomar si quieres mantenerte tu peso o si estas siguiendo una dieta para adelgazar.

 

Aceite de Girasol:

Protege las células del cáncer que provocan los radicales libres, ayuda a prevenir enfermedades como el asma, la artritis reumática y el cáncer de colon, reduce el riesgo de sufrir infartos, quema el  colesterol disfuncional, la vitamina E también actúa como         hidratante que ayuda a las células a retener el agua. Por esta razón se usa mucho en productos de higiene y en cosmética, por otra parte ayuda a proveer al cuerpo de una frontera protectora que resiste cualquier invasión infecciosa en bebes pre término.

El aceite de girasol ofrece varios beneficios al cuerpo humano; sin embargo, también hay prejuicios que debemos conocer:

Es rico en ácidos grados polinsaturados, que pueden reaccionar con el organismo oxidando la sangre y dañando las arterias, El exceso de estos ácidos también puede elevar los niveles de presión arterial, causando trastornos en los riñones y otras complicaciones severas, puede causar obesidad, dolores en las articulaciones y diabetes, igualmente el exceso en su ingesta puede provocar cáncer de próstata y en mujeres menopáusicas cáncer de seno.

 

Aceite de Nueces:

Este tipo de aceite te permitirá obtener todos los antioxidantes necesarios, además de prevenir problemas cardiovasculares, reforzando el sistema inmunológico y sistema nervioso.

 

Aceite de Sésamo:

El aceite de sésamo contiene fosfolípidos y lecitina y esto es vital para el pensamiento y la memoria ya que si el cerebro de una persona sana tiene entre un 20 a 25% de fosfolípidos el de una persona con alguna enfermedad mental apenas suele llegar al 10%, algunos investigadores afirman que dichas grasas son de gran importancia para que nuestro cuerpo produzca la cantidad de hormonas de la juventud necesarias, este aporte en lacitin y ácidos grasos poliinsaturados es muy interesante para luchar contra el colesterol, su aporte de magnesio es un factor añadido al fortalecimiento del sistema nervioso. Algunos autores afirman que ayuda a recuperar el ánimo en personas.

 

Aceite de Palma: El aceite de palma es un alimento rico en vitamina E ya que 100g. De este alimento contiene 9,50mg. de vitamina E, este alimento también tiene una alta cantidad de vitamina E. Este alimento también tiene una alta cantidad de vitamina D. La cantidad de vitamina que tiene es de 8mg por cada 100g. El aceite de palma se encuentra entre los alimentos bajos en azúcar ya que este alimento no tiene azúcar. Entre las propiedades nutricionales del aceite de palma cabe destacar que tiene los siguientes nutrientes: Trazas de yodo, trazas de zinc, 9,30 ug. De vitamina A, trazas de vitamina B1, trazas de vitamina B2, trazas de vitamina B5, trazas de vitamina B6, 8 ug. de vitamina K, 899 kcal. De calorías y 99,90 g. de grasas, por no contener sodio, tomar el aceite de palma es beneficioso para personas con hipertensión o que tenga exceso de colesterol.

Su alta cantidad de vitamina D del aceite de palma hace que le consumo de este alimento sea recomendable para fortalecer la piel y los huesos. Además, el consumo de alimentos con vitamina D ayuda a fortalecer el sistema inmunitario y ayuda a prevenir ciertos tipos de cáncer. El aceite de palma, por su alta cantidad de calorías, este elemento no es recomendable para tomar si quieres mantener tu peso o si estas a dieta, además te puede ayudar a la vista.

 

Otros aceites con vitamina E:

Aceite de Oliva

Avellanas

Almendras

Margarinas

Spirulina

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *