La investigación científica respalda la milenaria meditación

Ya sea que se practique con mantras, palabras secretas, métodos activos o pasivos, la meditación tiene probadamente beneficios que hacen que pueda recomendarse a toda edad,

No se opone a ninguna religión, creencia o raza, con excepción de los dogmatismos arcaicos.
Equilibra la energía de todo el cuerpo y se opone a la fatiga. Precisamente el término estrés, es una palabra inglesa que significa fatiga, dirigida a la fatiga de los materiales.

Ahora se aplica en palabra en castellano estrés, para aquellos que no soportan el cambio, que no se adaptan a las nuevas circunstancias, a las que se puede agregar el cansancio o fatiga física y mental.
Sin embargo, si la práctica de la meditación es muy intensa puede provocar fatiga física, por lo que se recomienda hacer ejercicios físicos. En China se combina con el kung fu, chi kung y el tai chi. Consiguiéndose el equilibrio y la perfección deseada: físico – espiritual.

La investigación científica no es muy abundante, pero coinciden en los beneficios y los meditadores demuestran colaboración para ser monitoreados.

Está demostrado que disminuye la presión sanguínea en el caso de los hipertensos.
Igualmente, mejora el manejo de las emociones, carácter, nerviosismo. Eliminando el rencor o disminuyéndolo apreciablemente. Las pasiones humanas se disminuyen o eliminan. Los monjes que se retiran a meditar en las montañas no tienen pasiones humanas como el común de la gente, sus prioridades son mucho más elevadas.

El sistema inmunológico se beneficia. Las personas aprovechan mejor los nutrientes mejorando la asimilación provechosa eliminando las toxinas. El sistema inmunológico incrementa su efectividad. Pruebas realizadas en personas vacunadas contra la gripe demostraron que las personas que meditan pudieron generar hasta 50 % mas de anticuerpos. Esta prueba se realizó en el laboratorio de neurociencias de la Universidad de Wisconsin a fines del 2005.

En los estudios efectuados a monjes tibetanos que pueden llegar a meditar miles de horas en su vida, entre 5,000 a 30,000, se pudo establecer que tienen mayor actividad en el lóbulo prefrontal izquierdo, que está asociado a las emociones positivas.
La meditación lleva al propio equilibrio de los practicantes, sin ningún molde. Los hace ser ellos mismos.

Al monitorear la actividad cerebral durante la meditación por medio de un electroencefalograma, se observa que se pasa de las ondas betha (mayor de 12 Hz, vida cotidiana) a ondas alfa (descanso, relajación, calma, creatividad, 8 a 12 Hz). Meditación más profunda lleva a registrar ondas theta (sueño, dormido normalmente, relajación profunda, solución de problemas, 5 a 8 Hz) y en meditadores avanzados se puede detectar la presencia de ondas deltha (sueño profundo normalmente, 0,5 a 5 Hz). Lo que significa que los meditadores pueden dominar la vigilia aún con ondas cerebrales muy bajas, en donde supuestamente se originan diversas facultades extrasensoriales, tales como la telepatía, sanación, visión remota, imposición de manos.

El carisma, la simpatía de los meditadores se incrementa. Los que nos observan notan un cambio, un “algo” diferente. Ello se debe al mayor equilibrio producto de la mayor calma, reflexión y sabiduría que produce. Pueda ser que algún meditador a ojos vista sean conflictivos aún, pero si se hace una retrospección, antes de meditar en lugar de de ser conflictivos eran muy conflictivos. El avance se mide por cada caso y no todos los meditadores serán la paz caminando, pero poco a poco si lo serán. Sin embargo, cuando sea la hora de actuar, pondrán toda la energía y el carácter necesario, saldrá un Gandhi, un Jesús arrojando a los mercaderes del templo.

Otro de los beneficios es la práctica pacífica, el ser capaz de sentarse sin hacer mas nada que penetrar en su mundo interior. Allí en donde muy pocos penetran. En explorar el universo infinito dentro de nosotros. Así como es infinito el universo exteror, dentro de nosotros existe otro universo inexplorado, rico de sensaciones, de bellezas, de estados en los que perfeccionarnos.

El mayor beneficio es el de lograr unir todos los mundos de la existencia. El ser en plenitud tanto externa como interna

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *